SERVICIOS
LAF Pipeline Service

volver

INSPECCIÓN Y REHABILITACIÓN DE EQUIPOS ESTÁTICOS

El SCAVENGER XT2000 es un vehículo hidráulico a control remoto que permite la remoción de sedimentos de tanques en operación. La característica distintiva del SCAVENGER, por sobre otras herramientas presentes en el mercado, es su formidable potencia. Éste posee una fuerza de tracción máxima de hasta 2500 Kg, pudiendo moverse entre sedimentos que frenan a otros dispositivos ofrecidos en el mercado. Cuenta además con brazos cargadores capaces de levantar cargas de hasta 1.300 Kg. Otra ventaja de esta herramienta es la posibilidad de re circular sedimentos de hidrocarburos pesados, los cuales pueden volver a ser convertidos en productos comercializables o ser transferidos nuevamente a la planta de producción. De esta manera, los costos relacionados al tratamiento de residuos se reducen drásticamente, o directamente se eliminan.

El principio de funcionamiento de esta técnica consiste en magnetizar temporalmente el componente a ser ensayado, para luego con un detector localizar las distorsiones en el flujo magnético que se producen en zonas corroídas. Esta técnica es de particular interés para inspeccionar pisos de tanques de almacenamiento, en forma rápida y económica. Es posible detectar zonas con corrosión tanto en lado suelo como en lado producto. Dado que el aparato registra las coordenadas en donde fueron encontradas las indicaciones, la información es en general presentada en forma de mapa de corrosión, en el cual puede visualizarse los espesores del piso del tanque. Esta técnica suele emplearse en conjunto con el ultrasonido, para obtener un mejor dimensionamiento de los defectos encontrados.

El Ultrasonido Automatizado (AUT) es un método de examinación no destructivo que combina las ventajas del ultrasonido tradicional con un avanzado sistema computarizado de adquisición y almacenamiento de datos. Emplea un scanner de alta velocidad y transductores para la detección de corrosión, lo cual permite una rápida adquisición de datos. Una de sus características distintivas es la posibilidad de realizar inspecciones base, las cuales pueden ser fácilmente almacenadas en formato de mapas de espesores, con sus correspondientes bases de datos, permitiendo así el análisis posterior por parte del cliente. La recolección de datos puede realizarse en imágenes Scan A, B, C ó D.
Entre las ventajas fundamentales de esta técnica, pueden mencionarse: versatilidad, velocidad y cobertura. Grandes áreas pueden ser escaneadas con velocidad y precisión. Además pueden emplearse diferentes transductores, de modo de poder realizar ensayos del tipo Angle & Straight Beam, Time of Flight Diffraction (TOFD) y Phased Array. A su vez, un poderoso software permite la identificación, interpretación y dimensionamiento de indicaciones. Otra ventaja es la posibilidad de inspeccionar equipos en operación, permitiendo eliminar tiempos muertos relacionados con el retiro de servicio y limpieza de equipos.
Los reportes de este ensayo son los más exhaustivos de la industria:
las indicaciones son localizadas y referenciadas en las imágenes capturadas, permitiendo la repetitividad de futuras inspecciones, así como el dimensionamiento de defectos y la determinación de propagación de los mismos.

Sus principales usos son:


LAF Pipeline Service brinda un servicio integral de inspección, ensayo, diagnóstico y rehabilitación de recipientes sometidos a presión (OPDS - EP), de modo de garantizar al mismo tiempo la integridad mecánica de sus instalaciones y el cumplimiento de la legislación vigente.

Frente a los crecientes costos involucrados en el retiro de servicio de tanques de almacenamiento para la inspección de pisos, en cumplimiento de estándares como API 653 o requerimientos legales, LAF Pipeline Service se complace en presentar un novedoso servicio que permite la inspección de los mismos en servicio y operando a máxima capacidad. Esto es posible gracias a la tecnología InTANK, que emplea un dispositivo robótico, el cual posee una serie de ocho transductores de ultrasonido, mediante las cuales pueden identificarse sitios de corrosión en ambos lado del piso, aún cuando éste se encuentre recubierto con, por ejemplo, plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV).

Entre las principales ventajas asociadas a este servicio, pueden mencionarse las siguientes: - Evita gastos asociados a inspecciones convencionales, como por ejemplo: lucro cesante por interrupción de la operación y/o degradación de productos, transferencias de material, limpiezas, altos costos de material/mano de obra relacionados con reparaciones no previstas; - Permite programar y realizar reparaciones cuando éstas son realmente necesarias; - Posibilita diagnosticar los riesgos en la operación, reduciendo así riesgos relacionados con el medio ambiente o la seguridad, sin la necesidad de retirar el tanque de servicio; - El mismo equipo desplaza los barros presentes al realizar la inspección, por lo cual evita en general costos asociados a tratamiento de residuos/efluentes.

El reporte de resultados típico de este estudio es un mapa de los espesores del piso del tanque, el cual además adjunta un cronograma de futuras reparaciones recomendadas. De esta manera, los costos de retiro de servicio/reparación pueden ser cuidadosamente planificados, reduciéndose éstos al mínimo.

LAF Pipeline Service provee el servicio de inspección de recipientes a presión de acuerdo al estándar API 510. Para tal fin, cuenta en su plantel con personal certificado y altamente capacitado, con gran experiencia y trayectoria, lo cual asegura una evaluación certera del estado de sus recipientes, ofreciendo recomendaciones para garantizar la integridad mecánica de los mismos, permitiendo así una operación segura y desprovista de incidentes.

LAF Pipeline Service provee el servicio de inspección de tanques de almacenamiento de acuerdo al estándar API 653. Para tal fin, cuenta en su plantel con personal certificado y altamente capacitado, con gran experiencia y trayectoria, lo cual asegura una evaluación certera del estado de sus tanques, ofreciendo recomendaciones para garantizar la integridad mecánica de los mismos, permitiendo así una operación segura y desprovista de incidentes.